#332: Sopa de Calabaza Cacahuete, con orégano y cilantro

Huy es un poco tarde para compartir una receta pero si lo piensas, está perfecta para comenzar un lunes con la carta bajo la manga y tener todo listo para poder cocinar. Te da tiempo de ir al súper o mercado local para comprar todos los ingredientes que como verás, son muy sencillos.

Esta calabaza es deliciosa y económica, a diferencia de la calabaza normal, esa que se utiliza para Halloween, en Guatemala no la encuentras tan fácil y cuando la encuentras te sale un ojo de la cara. Afortunadamente la puedes encontrar en lata, la pulpa como versión puré…pero…pero no soy de comprar productos enlatados, más bien nos vamos a lo natural. Esta calabaza divina que tiene forma de manía o de pero se conoce bajo ese nombre: Cacahuete o Mantequilla, muy parecida al sabor de le mencionada, pero son bastante pequeñas, por lo cual con 1 o 2 es suficiente para que coman 4 personas un buen plato.

La calabaza es altamente digestiva y seamos sinceros, es tan linda 🔝 pero dentro de otras propiedades que caracterizan a esta hortaliza está una gran riqueza vitamínica, especialmente de betacaroteno o pro-vitamina A, la C y la E.

Contiene minerales como Hierro, Fósforo y Potasio. En las semillas se encuentra una frecuente concentración. Se pueden comer crudas y cocidas, que las podemos consumir como un aperitivo, en Guatemala decimos “chucherías”

Los expertos en Nutrición recomiendan que el consumo de este alimento comience desde la infancia, porque aporta muchos beneficios para el buen funcionamiento del aparato digestivo, mejora la calidad de la piel (por los betacarotenos), ayuda mucho a la dentadura.

Así, que acá tienes muchas virtudes para comerla además por ese delicioso sabor dulce que es de gran valor para cocinarla mezclando otros ingredientes que le confieren más intensidad: “las hierbas”

Vamos entonces a la Receta

Ingredientes:

Caldo de pollo
2 calabazas tamaño promedio 15 cm
4 dientes de ajo
Miel
Mantequilla (2 cucharadas)
Orégano fresco
1/2 taza de leche descremada
Cilantro fresco
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Pan tostado para acompañar


Procedimiento

Primero partes a la mitad las calabazas (como la foto anterior), seguido retira las semillas que están dentro de la cavidad junto con las hebras y coloca el diente de ajo con todo y piel. Coloca sobre una bandeja con papel aluminio para retirar fácilmente después de cocinarlas. Sazona con sal y pimienta, reparte las hojas de orégano. Luego, tapa con una pieza de papel aluminio para cubrirlas.

Coloca el horno a 425ºF y cocina de 35 a 45 minutos, a medio tiempo agrega más aceite para evitar que se seque o se queme y retira el papel. Pasado el tiempo retira del horno y deja enfriar para poder retirar la pulpa. Con una cuchara retira toda la pulpa, está muy suave y de buen sabor.

Machaca esa pulpa y agrega a una licuadora con un poco de caldo, esto para hacer la sopa más fina al paladar, pero si gustas sentir más la consistencia puedes evitar este paso. Esa pulpa colócala junto con el caldo, la mantequilla restante, el cilantro picado y la leche. Corrobora la sazón y si es necesario rectifica, deja que rompa el hervor y apaga, sirve decorando con aceite de oliva, algunas ramas de orégano y el pan tostado.


0

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *