pollo

Pollo al Ras el Hanout con guarnición de arroz

El Ras el hanout es una mezcla de hierbas y especias (entre 4 y 30) cuyo origen está en la cocina Marroquí. El nombre de esta mezcla se traduce literalmente “lo mejor de la tienda”, lo que significa que el fabricante ha puesto la mejor mezcla de especias que puede ofrecer. De ahí que haya distintas mezclas dependiendo del vendedor. La mezcla suele incluir: pimienta negra, comino, cardamomo, nuez moscada, jengibre, canela, pimentón…Suele usarse en platos de carne como los tayines marroquíes, en el cuscús y otros platos.Hoy os traigo una deliciosa, aromática y muy sabrosa receta de pollo al Ras el hanout. Si os gustan los sabores exóticos y ligeramente picantes, no dudéis en prepararla, os va a sorprender. En este caso  he acompañado la carne con un arroz blanco como guarnición que le va muy bien.Ingredientes:-500 gr de pechuga de pollo troceada-50 ml de nata para cocinar-2 cucharadas soperas de Ras el hanout-3 cucharadas soperas de aceite de oliva-SalPara el arroz:-1 taza de arroz-2 tazas de agua-2 dientes de ajo-1 hoja de laurel-Unas hebras de azafrán-2 cucharadas de aceite de oliva-SalElaboración:Ponemos la pechuga de pollo troceada en un cuenco y le añadimos sal, las dos cucharadas de Ras el hanout, 1 cucharada de aceite de oliva y la nata para cocinar. Mezclamos bien para que toda la carne se impregne bien y la dejamos reposar en la nevera, como mínimo una hora.Pasado ese tiempo, ponemos el resto del aceite en una sartén y cuando esté caliente echamos la carne. La dejamos hacer a fuego medio hasta que esté doradita.Mientras se hace el pollo vamos preparando la guarnición de arroz, para ello pelamos y picamos los ajos. En una sartén ponemos el aceite y cuando esté caliente añadimos el ajo y lo dejamos hacer hasta que comience a dorarse. En ese momento añadimos el arroz y removemos para que se impregne bien del aceite. Añadimos el laurel, las hebras de azafrán, el agua y sal al gusto. Dejamos cocer el arroz durante unos veinte minutos, a fuego medio-bajo, hasta que el agua haya reducido y el arroz esté a nuestro gusto.Retiramos la hoja de laurel del arroz y ponemos un poco en el fondo del plato, sobre el arroz ponemos los trozos de pollo al Ras el hanout y listo para servir.¡Buen provecho!

No. 327: Sopa de pollo y espinacas con concasse francés

Feliz inicio de semanaMira como nada ya vamos a terminar el mes. Ya tienes escrito todos tus propósitos para el año?. Si no lo has hecho te recomiendo lo hagas, apunta todo aquello que quieres y no quieres para arrancar con todas las ganas, yo hago eso y me ayuda mucho a enfocarme en la dirección correcta.Una de los principales propósitos es comer bien, comer saludable y que sustente, siempre te lo sigo diciendo y siempre te lo diré: una sopa cae bien en cualquier momento del día y es para todos. Desde bebés hasta los abuelitos pueden consumir todas las recetas de mi blog, porque son alimentos naturales, libres de sodio, preservantes y sales, que estos son los que llegan a perjudicar nuestra salud significativamente.Así que hoy tienes una receta más para preparar, una más para probar y una más para compartir en familia. Vamos a comenzar diciendo los beneficios de los ingredientes que estamos utilizando en esta receta.Las arvejas (lo más delicioso del mundo) pertenecen a la familia de las legumbres, para mis son las más ricas, llenas de proteínas mira que interesante, si eres de los que no come carne pues acá hay un buen contenido para no perder este sustento. Ademas tiene una buena cantidad de fibra, lo que ayuda al organismo a procesar de mejor manera los alimentos para una mejor digestión. Tiene carbohidratos saludables, vitaminas A, B y C. En minerales contiene fósforo y hierro, si estas intentando tener bebés este ingrediente no puedes dejarlo pasar.Los tomates son y serán una fruta para mi, para otros un vegetal…te los comes sólo así?…yo también.Este pertenece a la familia de las solanáceas como la berenjena y los pimientos. Y mira, su contenido es 94% agua, lo puedes creer?…por eso come y come mucho tomate, hace bien.Espinacas…hay por Dios gracias por existir. Todas las verduras y hierbas de hojas verdes nos aportan antioxidantes y fibras, otra cosa maravillosa es que se pueden comer crudas o cocinadas, especialmente en una sopa para no perder sus nutrientes, porque se quedan en el agua que estás cocinando. Vamos dime que comerás una sopa todos los días, puedes pedirme mis libros yo te los mando, si no estás en Guatemala puedes conseguirlos en Amazon.Ingredientes2 litros de agua2 pechugas de pollo (partidas a la mitad)1 bolsa de 200 g de espinacas4 tomates madurosCilantro frescoArvejas (chícharos)1 cebollaQueso cottage2 dientes de ajoAceite de olivaSal y pimientaColoca una olla con agua, limpia bien las piezas de pollo y sumérjalas en la olla, agrega la cebolla partida a la mitad, las arvejas, el cilantro y los ajos. Agrega sal y pimienta y un par de cucharadas de aceite de oliva.Lleva la olla a cocción alta y cocina por 30 minutos. Luego retira los ajos, la cebolla y el cilantro. Haz una cruz en la parte superior de los tomates (sólo corta la piel) agrégalos a la sopa y cocina por unos 3 minutos. Sácalos y retira la piel y las semillas (contase francés). Regresa a la preparación.Agrega las hojas de espinaca con todo y tallo, no se los quites porque estos contiene mucha fibra, cocina por 5 minutos, corrobora la sazón. Sirve con una pieza de pollo, queso cottage y tortillas calientes.Disfruta y comparte!